Regla de los tercios simple

 

El margen de seguridad que aporta esta regla contempla el que pueda regresarse hasta la superficie, sin agotar el gas disponible, desde el punto más alejado de ésta en la inmersión, aunque el consumo sea superior al normal estimado, hasta un valor máximo igual al consumo en emergencia considerado (el normal multiplicado por el factor de seguridad). Los límites de aplicación de la regla son: 

Inmersiones sin paradas de descompresión con la mezcla de fondo

Inmersiones con velocidad de retroceso mayor o igual que la de avance 

La regla también es válida para asegurar que los dos compañeros puedan regresar con gas suficiente respirando de un solo equipo desde el punto más alejado, en el supuesto de que ambos mantengan el ritmo respiratorio normal de cada uno. En el caso de que los compañeros tengan valores de consumo normal diferentes, es preciso realizar un ajuste a la regla, tal como veremos en el procedimiento que sigue en otro apartado de este artículo. 

La regla de los tercios es de obligado uso en inmersiones en las que el camino de retorno hay que hacerlo obligatoriamente por un recorrido fijo (“retorno obligado”: cavidades, botellas con gas vital en cabo del ancla, etc.) 

En las inmersiones con “ascenso libre”, es de aplicación optativa y proporciona un margen de seguridad, que normalmente resulta excesivo.

 Cuando hay descompresión con la mezcla de fondo, o la velocidad de retorno es menor que la de avance, el método no aporta la seguridad suficiente y es preciso emplear la “Regla de los tercios generalizada” 

Cuando se usa esta regla, todo el consumo necesario desde el momento de iniciar el retroceso desde el punto más alejado, hasta la llegada a superficie (o primera parada de descompresión con gas distinto del de fondo), se considera como gas vital, por lo que el factor de seguridad se aplica a todo el gas respirado durante el retroceso y el ascenso. Dado que el supuesto es que la velocidad de retroceso no va a ser superior que la de avance y que no hay paradas de descompresión con la mezcla de fondo, podemos tomar como base de partida para simplificar los cálculos, que el consumo en la ida (descenso y avance) va a ser el mismo que el consumo en la vuelta (retroceso y ascenso hasta la primera parada de descompresión con otro gas distinto del de fondo).

Este supuesto tiene un fallo: la velocidad de descenso conviene que sea más rápida que la de ascenso, con lo que no se cumplen las premisas iniciales. Para subsanar este fallo vamos a considerar la profundidad de fondo como profundidad para el descenso y el ascenso, con lo que el margen de seguridad que nos proporciona esta aproximación compensa ampliamente el pequeño exceso de tiempo existente entre descenso hasta el fondo y ascenso hasta la primera parada. 

Control de inmersión (Caso en el que ambos buceadores tienen el mismo consumo normal) 

Datos

Tiempo de inmersión; Presión de carga; Presión excedente; Factor de seguridad 

Cálculos para cada buceador 

Presión útil = “Presión de carga” – “Presión excedente” 

Presión de avance = “Presión útil” / (“Factor de seguridad” + 1) 

Presión de retorno = “Presión de carga” - “Presión de avance” 

Tiempo de retorno = “Tiempo de inmersión” / 2

 La presión de retorno es la presión de manómetro a la que hay que iniciar el regreso hacia el punto de ascenso. Es un valor de seguridad en inmersiones con retorno obligado (cavidades, gases necesarios para llegar a superficie en el cabo del ancla, etc.)

Ejemplo: Inmersión de 60 minutos; presión de carga, 220 bares; Presión excedente 20 bares; Factores de seguridad: 2,3 

Presión útil = 220 – 20 = 200 bares 

Presión de avance = 200 / 3,3 = 60,6 bares 

Presión de retorno = 220 – 60,6 = 159,4 bares 

Tiempo de retorno = 60 / 2 = 30 minutos 

Equipo necesario. Caso general, con distinto consumo normal entre compañeros. Ajuste del control de inmersión 

Datos

Profundidad máxima; Tiempo de inmersión; Presión de carga; Presión excedente; Consumo normal de ambos; Factor de seguridad de ambos 

Cálculos 

Presión de fondo = (“Profundidad” / 10) + 1 

Tiempo de avance = “Tiempo de inmersión” / 2

 Gas de avance = “Tiempo de avance” x “Consumo normal” x “Presión de fondo”

 Gas total con seguridad = “Gas de avance” x (“Factor seguridad” + 1)

 Presión útil = “Presión de carga” – “Presión excedente”

 Botella = “Gas total con seguridad” / “Presión útil”

Se elige una botella con un volumen interior igual o superior al obtenido en “Botella

Si el consumo normal de ambos compañeros fuera el mismo, no hace falta realizar más cálculos que los aquí hechos y los realizados en el apartado anterior. 

Si el consumo normal no fuera el mismo, sería preciso realizar ajustes, en el caso de que los equipos obtenidos para cada uno fueran de distinta capacidad.

En este caso, equipos con distinta capacidad, existen dos posibilidades en el ajuste: 

A)    Se ajusta a que ambos buceadores lleven el mismo equipo: el mayor de los calculados. Los valores obtenidos en el “Control de inmersión” son válidos. Es un método muy simple de ajuste, pero tiene el inconveniente de que el buceador que menos consuma siempre irá sobre-equipado.

B)    Ajuste de presión de retorno y botella en el buceador que menos consume

Para realizar el ajuste, hay que tener en cuenta que la regla de los tercios simple se basa en que vamos a consumir el mismo volumen de gas durante el avance que durante el retroceso, por lo que el volumen necesario para el retroceso es igual al de avance, ya calculado. El volumen mínimo que hay que disponer en el equipo del buceador que menos consume, es el necesario para que ambos buceadores puedan regresar desde el punto más alejado de la inmersión, respirando de este equipo. 

Gas común = “Gas de avance mayor consumo” + “Gas de avance menor consumo”

  Gas botella menor consumo = “Volumen botella menor consumo” x “Presión útil”

  Gas disponible retorno me. co. = “Gas botella me. co.” – “Gas avance me. co.”

  Si el “Gas disponible retorno me. co.” es mayor que el “Gas común”, no es preciso realizar ajuste ni en las botellas usadas ni en la presión de retorno de ambos 

Si es menor, hay que realizar ajustes, de la siguiente forma: 

Gas total seguridad me. co. = “Gas común” + “Gas avance me. co.” 

Botella ajustada buzo me. co. = “Gas total seguridad me. co.” / “Presión útil”

  Se elige una Botella real ajustada para el buceador que menos consume igual o mayor que el valor obtenido en “Botella ajustada buzo menor consumo” 

Presión de retorno ajustada menor consumo = (“Gas común” / “Botella real ajustada menor consumo”) + “Presión excedente”

Ejemplo: Inmersión a 30 metros de profundidad. Tiempo de inmersión 40 minutos. Las paradas de descompresión a 6 y 3 metros se realizan con oxígeno y el resto de paradas con Nitrox 50. Las botellas de descompresión están situadas en el cabo de ascenso. Consumo normal: 16 y 18 litros/minuto; Factor de seguridad: 2 y 2,3. Presión de carga: 200 bares; Presión excedente: 20 bares

  Equipo necesario

Presión de fondo = (30 / 10) + 1 = 3 + 1 = 4 bares 

Tiempo de avance = 40 / 2 = 20 minutos

Gas de avance buzo menor consumo = 4 x 20 x 16 = 1.280 litros

Gas de avance buzo mayor consumo = 4 x 20 x 18 = 1.440 litros 

Gas total con seguridad menor consumo = 1.280 x 3 = 3.840 litros

Gas total con seguridad mayor consumo = 1.440 x 3,3 = 4.752 litros 

Presión útil = 200 – 20 = 180 bares 

Botella mínima menor co. = 3.840 / 180 = 21,33 litros, elegida: 2 x 12 litros  

Botella mínima mayor co. = 4.752 / 180 = 26,4 litros, elegida: 2 x 15 litros

 Ajustes, caso A)  

Ambos buceadores con un 2 x 15 litros  

Presión de avance buzo menor consumo = 180 / 3 = 60 bares

Presión de avance buzo mayor consumo = 180 / 3,3 = 54,5

Presión de retorno buzo menor consumo = 200 - 60 = 140 bares

Presión de retorno buzo mayor consumo = 200 – 54,5 = 145,5 bares  

Tiempo de retorno = 40 / 2 = 20 minutos  

Ajustes, caso B)  

Gas común = 1.280 + 1.440 = 2.720 litros 

Gas botella buzo menor consumo = 24 x 180 = 4320 litros 

Gas disponible retorno buzo menor consumo = 4.320 – 1.280 = 3.040 litros 

Como el gas disponible para el retorno en el equipo del buceador que menos consume es superior al necesario para que ambos puedan alcanzar el lugar de las botellas con descompresión (Gas común) respirando del equipo del que menos consume, no es preciso realizar ajustes, es decir:

Botella buzo menor consumo: 2 x 12 litros  

Botella mayor consumo: 2 x 15 litros  

Presiones y tiempo de retorno, las mismas que en el caso A)  

Resumen  

El caso más simple de aplicación de la regla de los tercios se da cuando ambos compañeros tienen el mismo consumo normal o cuando, teniendo distinto consumo, emplean equipos de la misma capacidad. En estos casos, si no importa asegurar un tiempo de inmersión mínimo, el control de la inmersión se realiza de la siguiente forma: 

No superar el “Tiempo de inmersión sin descompresión con la mezcla de fondo” para la “Profundidad máxima planificada”, debiendo iniciar el retorno antes de que se cumpla la mitad de ese tiempo.  

Iniciar el retorno antes de alcanzar la “Presión de retorno”, obtenida mediante la expresión:

“Presión de carga” – [“Presión útil” / (“Factor de seguridad” + 1)]  

En el caso de que queramos asegurar un tiempo de inmersión mínimo, debemos de emplear el procedimiento indicado en el epígrafe “Equipo necesario”. Si el consumo es el mismo en ambos buceadores, no hay que hacer reajustes aunque los equipos obtenidos sean distintos (téngase en cuenta que el factor de seguridad puede ser distinto en ambos y, por ello necesitar distintos equipos). 

En el caso de que los consumos sean distintos, si los equipos obtenidos fueran de distinta capacidad para ambos, hay que realizar un ajuste conforme al procedimiento indicado en el epígrafe “Equipo necesario”. 

El valor mínimo que hay que tener en cuenta para el factor de seguridad es de 2. Este es el origen del nombre de la regla, ya que, si el factor de seguridad fuera de dos, emplearíamos 1/3 del gas útil para el avance, otro tercio para el retroceso dejando el último tercio como margen de seguridad.